¿Qué es el linfedema?
El linfedema es un término utilizado para describir la acumulación de líquido rico en proteínas (llamado linfa) en una parte particular del cuerpo, lo que resulta en hinchazón de las áreas afectadas.

El sistema linfático está formado por una red de vasos linfáticos, ganglios y otros tejidos linfáticos. Forma parte de los sistemas circulatorio e inmune, y es esencial tanto para el transporte de la linfa como para la función inmune del cuerpo. El linfedema se produce porque el sistema linfático no funciona correctamente o porque simplemente hay demasiado líquido para que lo procese un sistema linfático normal.
Tipos de linfedema
Tradicionalmente, hay dos tipos de linfedema, primario y secundario. El linfedema primario ocurre como resultado de anormalidades congénitas del sistema linfático. Los síntomas pueden estar presentes desde el nacimiento o aparecer más tarde en la vida. El linfedema secundario ocurre debido al daño a un sistema linfático previamente intacto. Una causa común de linfedema secundario es el cáncer o su tratamiento.
Signos y síntomas de linfedema
El linfedema no es fácil de diagnosticar porque a veces los primeros síntomas ocurren después de muchos años. Sin embargo, es importante obtener el diagnóstico y el tratamiento exacto lo antes posible.
Los primeros signos de linfedema incluyen:
  • Sensación de pesadez, opresión o llenura
  • Dolor en el área afectada
  • La ropa o las joyas se sienten más apretadas
  • Hinchazón visible
  • Tratamiento para el linfedema
    Si bien el linfedema es una afección crónica que no tiene cura en este momento, hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Los planes de tratamiento deben ser holísticos, multidisciplinarios y coordinados. Los objetivos del tratamiento del linfedema deben optimizar el flujo linfático, reducir (y mantener) la hinchazón y mejorar la condición de la piel. Alcanzar estos objetivos también reducirá el riesgo de celulitis (también llamada erisipela).
    Mientras que el linfedema leve se puede controlar con ejercicio, el cuidado de la piel y medias de compresión, el linfedema más avanzado puede requerir un tratamiento descongestivo completo (TDC). El TDC se considera el "estándar de oro" del tratamiento para la linfedema, y ??consiste en una fase reductora inicial, seguida de una fase de mantenimiento.
    CDT consiste en una combinación de:
  • Drenaje linfático manual (DLM)
  • Vendaje de compresión multicapa seguido de medias de compresión
  • Ejercicio
  • Protección de la piel
  • Educación
  • Los tratamientos adicionales pueden incluir terapia de compresión neumática intermitente, láser o vendaje neuromuscular (técnica linfática). También hay disponibles varias intervenciones quirúrgicas para el tratamiento del linfedema, todas las cuales requieren terapia de compresión post quirúrgica a largo plazo.

    Referencias: Lymphoedema Framework. Best Practice for the Management of Lymphoedema. International consensus. London: MEP Ltd, 2006.
    Wounds UK Best Practice Statement (2015) Compression hosiery (2.a edición). London: Wounds UK. Disponible para descargar desde: www.wounds-uk.com.